Que hacer cuando ya no quieres tu vehiculo

otoniel.es foto4

Esta podría ser, sin lugar a dudas, una de esas preguntas que se hacen todas aquellas personas que tienen un coche pero que no saben qué hacer con él cuando han tomado la decisión de que sus días juntos se han terminado. Pues bien, a continuación vamos a hablar de algunas alternativas que son perfectamente válidas y que incluso se podrían considerar como complementarias si lo que queremos es deshacernos de nuestro vehículo viejo y, quién sabe, llegado el caso poder sacar un cierto beneficio por él.

La primera opción que se nos ocurre, sobre todo si estás pensando al mismo tiempo renovar ese coche por otro, es utilizarlo como moneda de cabio para que en el concesionario de turno, te puedan hacer una rebaja. A día de hoy son muchos los planes los que tiene el gobierno de modo que vas a poder dar tu coche y conseguir un descuento equivalente en el coche que te compres. De esta manera no solo se encargan de él sino que al mismo tiempo obtienes un cierto beneficio y puede ser que, en función del estado de tu coche antiguo, este sea de varios miles de euros con todo lo que ello supone desde el punto de vista del ahorro.

Otro recurso del que podemos hacer eso es el que tiene que ver con un desguace automoviles. Allí, aunque en un primer momento no pueda parecerlo, lo cierto y verdad es que son especialistas no solo en vender piezas de segunda mano sino que al mismo tiempo también compran coches en cualquier estado siempre y cuando sepan y sean conscientes de que les van a poder sacar algo de rendimiento. Es por ello por lo que no debemos renunciar a este sistema, en absoluto. Es más, lo que debemos hacer siempre que queramos deshacernos de nuestro vehículo es acudir a uno de estos lugares. Aquí no solo nos van a dar unas buenas condiciones sino que vamos a ser conscientes de que vamos a poder cerrar un buen trato.

El último recurso que vamos a comentar, aunque hay que decir que personalmente es el que menos nos gusta, es el que tiene que ver con los foros en internet. Allí vas a poder vender tu coche ya que siempre habrá alguien interesado pero claro, en este tipo de lugares tienes que cerrar el trato por tu mismo con todo lo que ello implica. Eso sí, puede ser una buena alternativa en el caso de que ya hayas probado otras y no te hayan convencido.