Correas y cadenas de distribucion

buscardesguaces

Muchos tienden a confundir las correas de distribución con las demás bandas que se encuentran fuera del motor, aunque en realidad son muy diferentes unas de otras. En el caso de las correas y cadenas son completamente distintas pero su función es la misma, que estén coordinados el árbol de leva y el cigüeñal, de esta forma las válvulas pueden abrir y cerrar sin que se golpeen los pistones.

De estas dos variedades, la cadena fue la primera en aparecer, generalmente son de acero o algún tipo de aleación, se conforma de eslabones robustos, tanto su material como su grosor y van acopladas a los piñones dentados. Después viene la aparición de las correas, que son bandas o tiras de nylon, goma y caucho, manteniendo ese orden, y son estriadas por dentro acoplándose así a las poleas.

Diferencias entre ellas

Los motores solo necesitan una de las dos, y como todo, cada una tiene ventajas y desventajas. Lo que no se discute es que ambas cumplen eficientemente su trabajo y las diferencias que existen entre ellas no radican en el funcionamiento del motor a causa de una u otra.

Las cadenas son más cómodas en cuanto a que no necesitan mantenimiento y las probabilidades de romperse son pocas. Esto exonera al coche de una de las averías más caras y grandes que podría tener el motor, y pueden usarse durante años sin cambiarse. La desventaja está en lo ruidosas que son, aun insonorizando el motor se hacen notar, además los tensores se van desgastando y aparecen holguras a medida que avanza el kilometraje.

Mientras que las correas por el material del que están hechas son mucho menos ruidosas y, por supuesto, más económicas. Ellas sí requieren mantenimiento y deben ser cambiadas entre los 70.000 0 120.000 Km aproximadamente, también debido al material del que están hechas se pueden estirar, envejecerse y romperse.

Aunque con los avances de la industria son muchos los fabricante que están regresando al uso de la cadena por su fortaleza y durabilidad, puesto que con el aislamiento, el ruido generado por el motor es menor, al punto de que no se puede diferenciar si el coche usa cadena o correa si el capote está cerrado.

Las averías causadas por cualquiera de ellas dos suelen ser realmente costosas, sin embargo, es posible ahorrarse una buena parte consultando http://www.buscardesguaces.es/,  un directorio que le ofrece los datos de contacto de las empresas dedicadas a los recambios usados en toda España. Podrá filtrar la búsqueda por provincia y población para agilizar el proceso, además de que cuentan con muchos otros servicios que varían entre cada compañía asociada.